Datos interesantes que nunca te contaron de lo que hizo España en América


Homer Dávila | A las mentiras creadas por Inglaterra, Francia, Alemania, Países Bajos o EE.UU. contra el Imperio Español es lo que hoy en día se le conoce como la Leyenda Negra Española, esta fue una maquinaria propagandística creada por los rivales de España durante cinco siglos que buscaron distorsionar la realidad histórica, presentando a España como una potencia asesina, violadora, esclavista y racialmente inferior.

Es sabido por los hispanistas de todas las regiones del mundo que la propaganda anglosajona es muy fuerte a nivel global y que esta aunque un poco mermada hoy en día, aún sigue esparciendo continuas mentiras. Así por ejemplo se ha dicho de el Imperio Español que lo ocurrido en América fue un genocidio, además para asombro de la inteligencia humana que diarios como el The New York Times continúe publicando estudios falseados con conceptos racistas en el cual de forma implícita sugieren que los españoles no son de “raza blanca”, y por consiguiente, nosotros en Hispanoamérica tampoco lo somos, y por ende somos inferiores a los anglosajones.

Así por ejemplo, el racismo como movimiento social y político nace en Inglaterra ya de forma más exacerbada durante el siglo XIX tras la aparición de la obra de Charles Darwin, la cual fue tomada y tergiversada para plantear no solo que existen razas, sino que entre todas ellas, hay unas que son superiores (la blanca) y otras inferiores (todas las demás).

Grabados impresos en la Europa protestante del siglo XVI en la cual se presenta la fábula de torturas y mutilaciones en plaza pública de los españoles contra los aborígenes americanos. Este grabado aunque muestra un hecho falso, será llevado a la realidad en 1797 en Francia durante la Revolución Francesa.

Es muy interesante hacer notar que el concepto de raza nunca existió en la hispanidad, y que muy a pesar de las vejaciones y abusos que se pudieron haber cometido en algún momento durante el proceso de formación de las provincias españolas del Nuevo Mundo, esto nunca originó asesinatos en serie, campos de concentración, guillotinazos o masacres raciales como se ha visto en el mundo protestante europeo, en los Estados Unidos o bien en países influenciados y controlados por los ingleses como fue el caso de Argentina durante las llamadas Campañas del Desierto donde se aniquilaron poblaciones enteras de indígenas en la segunda mitad del siglo XIX y primeros años del XX (Cuando Argentina ya era independiente y mantenía un fuerte asedio intelectual, político y militar por parte de los ingleses y otras naciones racistas).

Este concepto de racismo es producto de siglos del romanticismo imperante en la Europa protestante que se diferencia por sobre manera del Imperio Español en su religión, pues la idea materialista es llevada a sus más altos estándares por Martin Lutero y sus consiguientes discípulos como el francés Juan Calvino. Pero las ideas de odio racistas las encontramos inclusive en aclamados “humanistas” como Erasmo de Rotterdam, el holandés que odiaba a España por considerarla una mezcla entre moros, judíos y negros, como bien lo dejó claro en la obra titulada “Coloquios de Erasmo de Rotterdam”, en donde presenta un marcado acento antisemita y racista contra lo que el consideraba “gente asquerosa”.

Datos como estos han sido rescatados en los últimos años por diferentes hispanistas, tanto españoles como de otras naciones, inclusive de habla no española como el sueco Sverker Arnoldsson o bien el estadounidense Stanley G. Payne.

El avance de la maquinaria propagandística contra España e Hispanoamérica tuvo un auge tremendo durante la dictadura de Napoleón Bonaparte quien acuñó y mandó a llamar a Hispanoamérica como América Latina con el objetivo de poder justificar sus invasiones militares en México y también en España. De ese hecho histórico se intentó borrar la herencia de España en América, y el trabajo para destruir al Imperio Español fue coordinado no solo por potencias extranjeras como Francia, Inglaterra o Países Bajos, sino que además contó con la ayuda de traidores como Simón Bolívar, Bernardo O’Higgins, José de San Martín entre muchos otros, quienes posteriormente fueron proclamados como héroes y fundadores de naciones. Cuando en realidad no fueron más que traidores que desunieron lo que ya estaba unido: la hispanidad.

Imagen idealizada del encuentro entre Hernán Cortés y Moctezuma, historia que ha sido manoseada por la Leyenda Negra.

Justo estos libertadores contaron desde un inicio con la ayuda de Inglaterra, Francia y Holanda, para realizar guerras civiles en las provincia españolas en Indias. El más célebre, fue Bolivar quien se enroló en la llamada Legión Británica, para destruir España en América. Bolívar recibió armas y dinero de parte de los los ingleses, lo mismo José de San Martín y otros tantos más. De hecho, muchos próceres republicanos de Hispanoamérica estudiaban y visitaban regularmente en Londres, como fue el caso de Juan Rafael Mora Porras, un consumado admirador de los ingleses.

Un hecho que siempre es ocultado por los que se encargan de la educación en Hispanoamérica es que España nunca consideró colonias las poblaciones en América, sino mas bien como Provincias, por lo cual estas contaban con iguales derechos como los presentes en la Península. Esto significa que por ejemplo España fundó en 1538 la primera universidad en el Nuevo Mundo, siendo la Universidad Autónoma de Santo Domingo la primera de América, inclusive cien años más antigua que la fundada por los esclavistas ingleses en el actual territorio de EE.UU.

Otro hecho todavía más interesante aún es que España fue el primer imperio en fundar una universidad en el continente asiático, pues Miguel de Benavides fundó en 1611 la Universidad de Santo Tomás en Manila, hoy Filipinas, mismo país que fue invadido por los piratas ingleses en 1762, convirtiendo a los filipinos ya no en ciudadanos españoles, sino en esclavos asiáticos.

De los intentos de robo de parte de los ingleses, franceses, holandeses y estadounidenses tendremos más tiempo para contarlo en otra entrega, por el momento acá mostramos datos históricos que siguen siendo incivilizados en la educación formal de España e Hispanoamérica.

Así por ejemplo, uno de los trabajos más potentes contra la hispanidad es la creación de una figura graciosa, amable y amorosa que ha realizado Hollywood con los ingleses y sus múltiples intentos de robo y esclavismo en la región hispanoamericana, cuando ha realizado una enorme cantidad de películas donde se presentan a los piratas ingleses, holandeses y franceses como seres bonachones y de elevados principios morales, como por ejemplo la saga Piratas del Caribe donde se expone a un pirata inglés admirable, amoroso y ético; algo que dista mucho de la realidad histórica.

Hoy en día la Leyenda Negra se ha extendido utilizando como herramientas de su propaganda justo a quienes maltrató y aniquiló: el indigenismo.

Las poblaciones autóctonas de Hispanoamérica, las mismas a las que Isabel La Católica defendió por medio de reales cédulas donde abolía el esclavismo en el año 1500, son hoy utilizadas por las élites para continuar con la mentira negrolegendaria.

Con datos falsos y con envidia se difundió la Leyenda Negra

Así por ejemplo, uno de los mayores acusadores contra España fue el Bartolomé de las Casas, el cual exageró en reiteradas ocasiones los hechos de violencia del cual particularmente nunca fue testigo. Así por ejemplo se sabe con toda certeza que de una carta enviada (La Brevísima Relación) por el fraile español al Emperador Felipe II, donde aparentemente denunciaba los abusos de los comendaderos, las cifras indicadas fueron totalmente adulteradas por su mismo autor. Justo, este documento fue ampliamente utilizado por el traidor Guillermo de Orange (quien fue el incitador que generó la llamada Guerra de los 80 años en la cual murieron cientos de miles de inocentes), quien no se cansó de intentar destruir el Imperio Español y a su enemigo el Rey Felipe II.

Esta campaña emprendida por el holandés Guillermo de Orange dio resultados, ya que se encargó de traducir e imprimir de su propio bolsillo el relato de De Las Casas a todos los idiomas europeos, difundiendo así una imagen de que los españoles eran asesinos, provenían de cárceles, eran violadores y esclavistas. Idea que aún hoy día persiste a nivel popular y en el sistema educativo en casi todo el continente y en el mundo. De hecho, se ha viralizado la idea de que los españoles que vinieron a América eran delincuentes y presos. Algo que nunca ha sido comprobado, y que también muestra la mentira evidente pues inclusive el escritor Miguel de Cervantes se postuló para viajar a América y fue rechazado por no contar con las capacidades básicas para el trabajo duro en el Nuevo Mundo. Y por fortuna del mundo su petición fue rechazada porque esto quizás habría significado privarnos de la novela más importante de todos los tiempos, no solo de la lengua española, sino de la literatura universal: El Quijote.

Guillermo de Orange uno de los más grandes enemigos de España y la hispanidad quien se declaró enemigo tácito personal del Rey Felipe II y al cual juró destruir y aplastar como asquerosas cucarachas. Retrato del año 1579 en el Museo Thyssen-Bornemisza obra de Adriaen Thomasz Key.

Pero todos estos argumentos se derrumban estrepitosamente cuando se nota que los españoles se casaban y mezclaban su sangre y genes con los aborígenes o nativos americanos. Si los españoles hubiesen sido racistas, esclavistas como pintaba Bartolomé de Las Casas y Guillermo de Orange, ¿cómo era posible que esto ocurriera?

Sin embargo, esto jamás fue considerado ni en sueños por otras potencias enemigas de la hispanidad, las cuales muy por el contrario, emprendieron campañas de exterminio masivo contra los indígenas, como las llevadas acabo por los ingleses en los territorios del Canadá y Estados Unidos. Y es que para un holandés, inglés y francés sigue siendo aún hoy en día impensable mezclar su sangre con otros pueblos.

Veamos que desde el año 1500 la Real Cédula de Isabel la Católica prohibía de forma tácita el esclavismo y se catalogaba a los indígenas del nuevo mundo como ciudadanos españoles, permitiendo así el matrimonio entre estos y los otros, en cambio los ingleses tardaron más de tres siglos en prohibirlo (1834), Francia acaba con el esclavismo hasta el año 1848, cincuenta y un años después de la carnicería humana llamada Revolución Francesa, y ni qué decir en el caso de los Estados Unidos quien siguió manteniendo el esclavismo hasta 1863 y tanta indignación causó esto entre los estadounidenses las idea de que ya no podían poseer esclavos, que se lanzaron decididos a una guerra con tal de evitarlo.

Curiosamente se habla de un supuesto genocidio en Hispanoamérica cometido por España, pero en EE.UU. el matrimonio interracial fue ilegal hasta hace muy poco, en 1967.

Y en el caso costarricense, es necesario recordar la llamada Guerra Nacional o Campaña Nacional, en la cual los costarricenses de la época se ven obligados a batirse en duelo contra un frente armado de racistas anglosajones estadounidenses comandados por William Walker en 1856 y 1857.

Los Westerns, un género del cine estadounidense donde se muestra a los anglosajones masacrando a las poblaciones aborígenes basados en una idea de supremacía racial que fue la tónica durante la fundación de los Estados Unidos.

Entonces ¿En qué se sustenta la Leyenda Negra Española? A mi parecer en un profundo desprecio y envidia contra España y la hispanidad, en el cual durante siglos se ha planteado el concepto de razas, y donde justamente los que inventaron este concepto, son los mismos que dicen que hay razas superiores e inferiores, los mismos que dicen que ser blanco es ser superior y no serlo es ser inferior. La misma gente que desató enormer enocidios como la Guerra de los 80 años, la Revolución Francesa, las dos Guerras Mundiales y el genocidio judío. ¿Es que acaso la hispanidad ha siquiera intentado hacer tal cosa?.

Ya veremos en el siguiente texto cómo se ha potenciado la Leyenda Negra empleando el tema de los aborígenes o nativos americanos.

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: