Nunca el derrocamiento de un dictador será un golpe de Estado. Al contrario, siempre siempre es un triunfo de la libertad, y más aún cuando el dictadorzuelo se victimiza por su color de piel o grupo étnico como lo hizo Evo Morales Aymá.


Ya he tratado en un programa del portal de El Dávila el tema de la música, y creo que fui lo bastante extenso a como mis conocimientos y sentimientos lo permitieron, sin olvidar lo que me permitió la lengua decir. Sin embargo nunca es posible decir todo acerca de algo, y más si ese algo es tan profundo y complejo como la música.