El 6 de marzo del presente año, día en que se dio la alarma por los primeros casos de personas infectadas con Coronavirus-19 en Costa Rica, ya analistas como Jamie Rush y otros alertaban en Bloomberg, de que la economía a nivel mundial podría perde