El fracaso de una generación se mide por los resultados no por las intenciones. De la misma forma se juzga a las personas no por las intenciones sino por los resultados de sus intenciones. Los padres de dicha generación han fracasado en su mayoría. Todo quedará en manos de aquellos pocos que no han sido malogrados. Así será una vez más…


Ya he tratado en un programa del portal de El Dávila el tema de la música, y creo que fui lo bastante extenso a como mis conocimientos y sentimientos lo permitieron, sin olvidar lo que me permitió la lengua decir. Sin embargo nunca es posible decir todo acerca de algo, y más si ese algo es tan profundo y complejo como la música.