Después de colectar la información privada de los ciudadanos, ¿qué viene? ¿Un toque de queda? ¿Campos de concentración? ¿Creación de milicias o patotas para reprimir a la gente? ¿Asesinatos? ¿Extorsión?

Cada vez que vean a un político hablar de igualdad, justicia social, derechos humanos, minorías y más impuestos, recuerden: es un empobrecedor.

Homer Dávila